ofertas itv en madrid
Autor: | Categoría: Consejos | 7th Abr 2017

Si eres dueño de un coche seguro que eres consciente de que, al usarlo mucho, algunos de sus elementos se desgastan o estropean al cabo del tiempo, pero la realidad es que, en el extremo opuesto, también existen algunos elementos que se averían cuando no utilizamos el vehículo en un período largo. Aquí tienes una lista de ellos y de por qué se pueden estropear:

  • El motor: Esta es la pieza más importante del coche y por eso debemos asegurarnos de que tiene un uso continuado arrancándolo una vez al mes y manteniéndolo así por unos minutos.
  • Los frenos: Pueden verse afectados por la humedad que hay en el ambiente. Además, es necesario cambiar el líquido de frenos una vez cada 2 años.
  • Los neumáticos: Al estar mucho tiempo en la misma posición se deforman. Mueve el coche o asegúrate de que siempre mantengan una buena presión.
  • La batería: Si no vas a usar el coche por un tiempo debes desconectarla y conectarla cuando lo uses ya que si se produce una descarga importante puede llegar a ser fatal para el coche.
  • El limpiaparabrisas: La bomba de agua puede obstruirse u oxidarse. Aunque no llueva, actívalos de vez en cuando.
  • La dirección: Este elemento, para que no se deteriore ni su bomba ni su cremallera, debe estar siempre lubricado, por lo que debe circular el aceite a través de él con regularidad.
  • El aire acondicionado: El aire acondicionado también necesita estar lubricado, pero con el gas que circula en su interior, así que solo tienes que activarlo periódicamente.
  • La refrigeración: Si el circuito de refrigeración de tu coche funciona por agua puede llegar a secarse por falta de uso o, en el extremo opuesto, su bomba puede oxidarse.
  • La caja de cambios y diferenciales: Su mantenimiento es similar al de la dirección. Asegúrate de que siempre tengan una buena lubricación.
  • Los elevalunas eléctricos: Cuando dejan de funcionar se trata porque el pequeño motor que los mueve se ha oxidado. Para evitar esta situación, como con la mayoría de piezas de las que te hemos hablado, basta con encenderlos de vez en cuando.
  • Los faros: Sus fusibles pueden fundirse al no ser activados en mucho tiempo, lo que puede provocar una reacción en cadena y que se funda también el faro si son encendidos en esas condiciones.
  • La pintura: Este elemento no se estropea por la falta de uso pero sí que es de las partes más expuestas del coche y si dejamos que se acumule el polvo puede llamar la atención de artistas callejeros. Dale un lavado de vez en cuando.


Comparte el artículo en tus redes sociales: