ofertas itv en madrid
Autor: | Categoría: Consejos | 22nd Nov 2016

A menos de un mes de que dé comienzo el invierno, es importante empezar a preparar nuestro vehículo para la bajada de temperaturas. Sin embargo, no es estrictamente necesario que sea invierno para que las temperaturas sean gélidas. Una prueba de ello lo estamos viviendo esta misma semana, con un temporal de frío, lluvia y nieve atravesando la península. Por todo ello, cuanto antes prepares tu coche, menos sufrirá.

Para que tengas tu coche a punto durante los próximos meses, te ofrecemos una lista de todo aquello a lo que le tienes que echar un ojo.

Cómo preparar tu coche para el invierno

1. Los neumáticos

Los neumáticos son uno de los elementos más importantes. Son los que unen el coche con el asfalto, por lo que su buen estado es de vital importancia para la seguridad. En el caso de que llueva y los neumáticos no estén en buenas condiciones, la posibilidad de sufrir aquaplaning aumenta considerablemente. En el caso de que vivas en un sitio donde las bajas temperaturas son frecuentes, te recomendamos utilizar neumáticos de invierno, ya que ofrecen un mayor agarre sobre el agua, el hielo y la nieve, además de sobre el asfalto seco.

2. Las cadenas

Las cadenas son un elemento que debes incorporar cuando comienza a hacer frio, sobre todo si tenemos pensado realizar un viaje por zonas de montaña o en días en los que alerten nevadas a baja altura. Aun así, te recomendamos tenerlas siempre en el maletero, aunque no tengas pensado ningún viaje especial, puesto que en invierno el tiempo puede ser muy impredecible.

3. El líquido anticongelante

El líquido anticongelante debes revisarlo periódicamente, ya que si no se encuentra en un nivel adecuado, puede congelarse el agua del radiador. Este hecho impedirá arrancar el motor.

4. La batería

Revisar la carga de la batería es obligatorio a partir del tercer año, más aún cuando lleguen las bajas temperaturas. El frío aumenta las posibilidades de que se descargue y te deje tirado, por lo que es recomendable llevar pinzas en el coche. Nunca sabes cuándo te harán falta para salir de un apuro.

5. El aceite

El aceite del motor debes revisarlo con más frecuencia si vives en una zona de temperaturas bajas.

6. Los limpiaparabrisas

Los limpiaparabrisas debes cambiarlos en el momento en el que comiencen a hacer un ruido al funcionar. Son un elemento esencial en el momento en el que se pone a llover, ya que garantizan la visibilidad.

7. Las luces

Revisar las luces también cobra mayor importancia en invierno, ya que anochece antes y hay muchas más posibilidades de lluvia. A veces te harán falta incluso aunque sea de día debido a la oscuridad que acompaña a las tormentas.

8. Los frenos

El sistema de frenado también hay que tenerlo en cuenta con la lluvia, ya que la distancia de frenado se duplica. Si lo que hay en la calzada es hielo, puede multiplicarse incluso por diez. Por ello, es vital revisar los discos de freno, las pastillas, y el líquido de frenos.

9. Material básico de subsistencia

Aunque parezca que no, en nuestro país se tienen que cerrar algunas carreteras cuando nieva demasiado. Estos cortes suelen ser difíciles de prever y sorprenden a la gente en el momento más inesperado. Por ello, lleva siempre en el coche mantas y un kit básico de primeros auxilios por si hiciera falta. Además, recuerda cargar por completo la batería del móvil antes de iniciar un viaje largo y, si tienes, llévate alguna batería portátil para recargarlo.


Comparte el artículo en tus redes sociales: